¿Deben morir las aplicaciones móviles?

Para el director creativo de Frog, empresa dedicada al diseño, el modelo de las aplicaciones móviles y su impracticidad está reteniendo la innovación. ¿Cómo? Principalmente, el cree que la industria móvil (entre otras áreas) se copia de la ya existente, es decir, la industria del software de notebooks y laptops- y este es el problema. Si la industria móvil no crea su propio sistema para acceder a las mejoras que ofrece la tecnología, terminará golpeando contra los mismos bordes del paradigma, como un número muy elevado de aplicaciones específicas, una carga de mantenimiento de aplicaciones para el usuario, y una indeseable cantidad de interacciones con dispositivos de alta tecnología.

El autor de la nota nos comenta que una de las principales fallas del sistema de aplicaciones es su variedad. Aparentemente, si nosotros estamos todo el tiempo “limpiando y manteniendo” aplicaciones, estamos malgastando el tiempo, ya que las aplicaciones que deberían simplificarnos la vida están utilizando nuestro tiempo para su propio beneficio. Esto, sumado a la cantidad exponencial de aplicaciones que tenemos, termina convirtiendo nuestro móvil en básicamente un tacho de basura para aplicación tras aplicación.

Luego, avanza diciendo que la relación de interés en determinadas aplicaciones depende solamente del usuario: hay aplicaciones que sólo van a utilizar algunas personas por algún determinado gusto o decisión, y eso permite un menor desarrollo de la aplicación, limitando el contenido personalizado y agregando una cuota de estrés por tener que administrarla. También afirma que a medida que pase el tiempo, las aplicaciones van a ocupar más espacio (al igual que el modelo lo copió) y terminaremos con muchas aplicaciones pesadas para diferentes cosas, cargando al usuario con responsabilidad que no debería ser suya.

Uno de los puntos más fuertes de la nota es la interacción: aparentemente durante nuestro día, los ambientes preparados para smartphones son ricos en distracciones e información sólo accesible a travez de una pantalla. Esto incurre en debemos tener las aplicaciones correctas y que a medida que pase el tiempo, cada vez más será necesario tener estos dispositivos a mano para poder progresar, es decir, que se convertirán en parte de la vida diaria de manera invasiva y forzosa. Se necesita que estas interacciones sean automáticas, rápidas, y no nos retengan con más opciones, cuando en este momento no lo son.

¿Que opinan ustedes?¿Invasión tecnológica o progreso criticado injustamente?

Fuente | NetMagazine

Publicado el 13 octubre, 2011 en Review Blackberry. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: